Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

1

Verata: la fusión entre tradición y modernidad.

En la vida, las puertas abiertas y oportunidades aparecen una tan sola vez y la decisión de aprovecharlas está en cada uno de nosotros. Muchas veces los comienzos son difíciles, tenemos mil dudas en la cabeza y empezamos a preguntarnos si lo correcto fue haber aprovechado esa puerta que se abrió.

Sin embargo, en Blentrend creemos fielmente que el valor real de un emprendedor salvadoreño es vencer ese miedo, acabar con esas dudas y seguir luchando para que no solo haya una puerta abierta, sino abrir con nuestros sueños muchísimas más.

Por eso, en la historia de hoy les traemos una marca salvadoreña que aprovechó una puerta abierta para consolidarse y lanzarse al mercado. Les hablamos de Verata.

Bajo la visión de Alessia Sanabria, una Arquitecta y Máster en Urbanismo, Verata se ha convertido en un estudio de arquitectura y diseño basado en El Salvador. Esta marca salvadoreña diseña y fusiona piezas inspiradas en la tradición del país con el diseño contemporáneo.

La idea de Verata nace a través del concurso “Bienal de Diseño Contempo 2013”. Alessia y su mejor amigo, trabajaron en un diseño de mobiliario que resultó ser el ganador del Primer lugar de este concurso. A partir de esto, muchas puertas se fueron abriendo y Alessia, con mucho valor, las ha ido aprovechado.

Los primeros clientes empezaron a surgir y poco a poco  Alessia fue desarrollando productos, investigando materiales y técnicas que estuvieran relacionadas con elementos artesanales y representativos de nuestro país.  El resultado final, fue una línea de piezas contemporáneas con técnicas y materiales locales que reflejaban una fusión entre lo artesanal y lo moderno; Y así, nació Verata.

Para crear este nombre, Alessia retomó una serie de sonidos y algunas palabras de dialectos que juntos forman “Verata”.  Luego de participar en el concurso, distribuir sus productos con algunos clientes y comercializarlos en ciertas exhibiciones; Alessia tomó la decisión de formalizarse como marca y desarrollar más productos para lanzar al mercado en tiendas locales.

Los obstáculos iniciales empezaron a tocar la puerta que se había abierto para Alessia, sin embargo y aunque estos fueron difíciles de superar, Alessia buscó como seguir cumpliendo su sueño y aprovechó cada problema para aprender una lección que le ayudara a crecer y madurar su idea de negocio.

Uno de estos problemas difíciles fue encontrar a artesanos que estuvieran dispuestos a fabricar las piezas únicas e innovadoras que Alessia diseña; algunos artesanos que estaban disponibles para trabajar con VERATA no querían fabricar piezas tan únicas y nuevas. Después de 1 año de visitar arduamente municipios y comunidades en todo El Salvador, Alessia por fin logró conformar un equipo multifacético y talentoso.

Hoy en día ,las colecciones Sol y Cigarra son las más buscadas por los clientes y las que más han dejado huella en las exhibiciones.

La marca Verata tiene como metas la exportación de sus productos a la región centroamericana; fortalecer el taller para la mano de obra y también sueñan con establecer un ritmo de exportación a Europa y Estados Unidos. 

Alessia, no se quizo quedarse así y nos dejó un consejo para todos los emprendedores salvadoreños como nosotros.

“Todo comienzo es difícil y lleno de muchos sacrificios, pero vale la pena el resultado final si amas tu emprendimiento, pues el camino se hace más corto cuando es algo que te apasiona”

Recuerden, la pasión y la actitud son una de las claves para lograr grandes cosas en el camino del emprendedurismo.

¡No se vale rendirse, superemos las dudas y miedos!

 

Les dejamos las redes sociales de Verata para que se enamoren de sus productos, así como nosotras. 

https://www.facebook.com/Veratasv/?fref=ts

http://www.verata.net/

https://www.instagram.com/verata_sv/?hl=es

Nos leemos pronto.