Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Sweet sin portada

Sweet Sin: dulces pecaditos

Hola gente linda ¿que tal el día de vacación que nos cayó? Genial ¿verdad?

Traigo nuevo emprendedor y estoy super emocionada porque tendremos un regalo especial junto con esta publicación, hoy quiero contarles la historia de Sweet Sin pastelería creada por Rob Girón un Chef profesional, que toma la decisión de ser independiente y entregarle al mercado salvadoreño un dulce pecado.

Rob nos cuenta que luego de terminar sus estudios culinarios graduándose de Chef, le dan la oportunidad de trabajar fuera del país primero en un crucero y luego en Carolina del Norte, Estados Unidos, culmina esa etapa laboral y regresa a El Salvador a trabajar en una empresa privada.

Posteriormente decidió que era tiempo de independizarse y hacer lo que más le apasiona, todo lo dulce, especializándose en la pastelería personalizada buscando satisfacer el gusto y las necesidades de sus clientes, rompiendo el patrón de ofrecer a sus clientes un mismo modelo, la idea de Rob era ofrecer una experiencia única, dejando que sus clientes creen su diseños y que elijan el sabor que más les gusta.

El nombre Sweet Sin nace pensando que tendría que ser algo fuera de lo común, pero que a la vez describiera lo que ofrecen, dando a entender que sus productos son dulces pecaditos. El nombre en sí nace en una conversación con una amiga sobre qué nombre  ponerle a la pastelería  y en medio de una lluvia de ideas nace SWEET SIN

La idea se formalizó de la noche a la mañana, Rob tomo la decisión de empezar de cero y emprender y crear sus sueños empezó a  moverse en los medios, redes sociales y con la  ayuda de su familia y amigos que corrieron la voz de Sweet Sin, pronto ya tenía clientes y encargos, asi Rob poco a poco se dio a conocer con sus productos, su calidad y buen sabor le han permitido formar una empresa con solidez.

Las principales dificultades por las que Sweet Sin ha pasado son las que pasa cualquier empresa al principio que es darse a conocer y establecerse en el mercado, pero nos comenta Rob que gracias a sus buenos productos y a la recomendación de sus clientes Sweet Sin tuvo una rápida aceptación.

En Sweet Sin se especializan en la pastelería fina brindando producto fresco, con ingredientes de calidad, dejando que el cliente y su imaginación sean los creadores de sus pasteles personalizados  desde la forma, diseño y sabor, lo original de esta pastelería es que hacen hasta el último detalle en sus pasteles o cupcakes.

También cuentan con el servicio de “Dessert Table” para cualquier tipo de evento, primera comunión, cumpleaños, bodas etc. Además cuentan con una línea de postres riquísimos como su famoso Banoffee (Pie de banano y dulce de leche), cardenal, tiramizu, key lime pie, chocolate sundae pie y brownie cheesecake entre otros.

Rob les comparte un consejo para que se decidan a emprender

"Hay que intentar, y si hay tropiezos en el camino pues levantarse y seguir adelante, todo cuesta al principio pero cuando uno ve los frutos vale la pena.Rob".

Así que ya saben cuando quieran sorprender a alguien con un dulce pecado, busquen a Sweet Sin :) les dejo su contacto.

Facebook Sweet Sin

Por cierto aprovecho la oportunidad para saludar a nuestros lectores de Uruguay, Argentina y los Estados Unidos y a todos los salvadoreños que residen en cualquier parte del mundo, que están pendientes del blog, millones de gracias por leernos y por compartir estas historias que inspiran y demuestran que en El Salvador hay historias buenas y sueños cumplidos, como muchas veces lo he dicho, el camino no es siempre fácil, pero si se lucha se gana.

Gracias y saludos especiales a Uruguay por interesarse en el talento salvadoreño.

Nos leemos pronto y atentos con las sorpresas que traemos.

Recuerden consumir local :)