Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Papalut portada

Papalut: rescatando la cultura de nuestro pueblo

Hola, miércoles ombligo de la semana y quiero compartir con ustedes un nuevo emprendedor capaz de hacernos recordar nuestras raíces salvadoreñas.

Papalut es un taller de creación de objetos y artesanías inspirados en diferentes temas y conceptos donde se utilizan fibras y superficies naturales todos pintados a mano, la principal fibra que utilizan es: “El Morro”, esta marca nace con la idea de crear artesanías innovadoras que nadie estuviera haciendo, y además que fueran con diseños frescos y con una fibra 100% salvadoreña de ahí nace la idea de que su principal materia prima fuera el “morro” o conocida también como “jícaro” estos productos van desde accesorios femeninos, lámparas, llaveros y otros productos utilitarios.

Herenia Castellon y su esposo Kike Huezo son los creadores de estas magnificas piezas que más que ser accesorios son piezas de arte que guardan nuestra cultura, estos esposos traen el arte en la sangre pues los dos son pintores y artesanos.

El nombre Papalut significa “Mariposa” en lengua nativa “Náhuatl” y Herenia nos comenta que el nombre se le ocurrió a su hija para un proyecto de joyería con piedras de ella, por cosas de la vida ella no siguió el proyecto y es donde Herenia y Kike le piden el permiso de usar este lindo nombre.

La idea de los esposos es que sus productos sean un rescate de la cultura indígena de nuestro pueblo, plasmando aquellos diseños que nos cuentan todo un legado cultural de Mesoamérica, cuando vi sus diseños quede impresionada, pues son una obra de arte en un accesorio sencillo, comprar un producto de Papalut es llevarte una parte de nuestra cultura.

La mayoría de los salvadoreños estamos acostumbrados a usar productos fabricados en el exterior porque pensamos que si dice “Hecho en El Salvador” no sirve, pero ver estas piezas realmente convence a cualquiera de que en nuestro país hay gente talentosa y que tenemos una cultura maravillosa que merece ser expuesta al mundo.

Herenia nos cuenta que ella y su esposo pasaron encerrados tres meses estudiando la idea y puliendo el producto que querían vender, de esto resultó un pedido de 70 pares de aretes decorados con iconografía prehispánica que fueron un éxito y que abrieron nuevos caminos para los esposos, este fue el empujón que necesitaron para empezar a producir hace ya dos años, cada día tienen más clientes y es mayor la producción, tanto así que han sacado nuevos productos.

Como toda empresa Papalut ha tenido dificultades para emprender esta genial idea, primero se enfrentaron con la poca inversión que tenían para poder echar andar el negocio, y hoy se enfrentan diariamente con los reducidos campos de comercialización y conocimiento de sus productos.

Papalut es una pequeña empresa familiar con un espíritu cultural amplio, es poco frecuente encontrar marcas que quieran promover la cultura prehispánica y resaltar los atributos de esta, por eso cuando me hablaron de esta proyecto, supe de inmediato que debía contarles sobre ellos, los invito a que puedan compartir esta historia con sus familiares, amigos o cualquier persona que este fuera de nuestro país, para que ellos puedan conocer el trabajo que estos salvadoreños hacen día a día para rescatar nuestras raíces.

Estos esposos no solo buscaron una buena razón para emprender, sino también usaron la creatividad y el ingenio que deben caracterizar a un emprendedor, vieron una oportunidad de negocio y no la desaprovecharon, al contrario sacaron ideas y ventajas de nuestra cultura que lastimosamente se pierde cada día más.

Papalut comparte un consejo para que se atrevan a cumplir sus sueños.

"Todo proyecto comienza con un sueño dentro de nuestras mentes, no renuncies nunca a alcanzarlo, el camino no es fácil, pero no te rindas, no renuncies, persevera, proyéctate, ponle alma y corazón y se verán los resultados. Suerte…Papalut"

Pueden encontrar a Papalut en Facebook 

Y no se olviden de compartir la genial historia de esta marca.

Nos leemos el viernes con nuevo emprendedor.

Saludos