Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Happy portada

MAKE ME HAPPY: La felicidad hecha cojines

¡Hola amigos! Ya estamos a la mitad de la semana y el equipo de Blentrend quiere que recuerden que cualquier día es bueno para apoyar el talento local y a los emprendedores salvadoreños.

La historia de hoy es sobre una pareja de jóvenes emprendedores que juntos tomaron la decisión de iniciar con una marca propia basada en el talento que ambos tienen. Hablamos de Make me Happy.

La idea inicial de este proyecto nace cuando Bryan Villalta le regala a su novia Sandra Sorto, un pequeño detalle elaborado manualmente. Sandra quedó encantada con el detalle, y le llamó tanto la atención, que un día decidió elaborar a mano un accesorio para su celular, basándose en el detalle que su novio le había obsequiado.

A partir de esto, algunos compañeros de la universidad empezaron a preguntar por estos objetos tan únicos que ambos habían hecho manualmente. Fueron estos mismos compañeros quienes empezaron a motivar a esta pareja a realizar más detalles y venderlos.

Sus primeras creaciones fueron cojines, para los cuales se ayudaban de tutoriales en YouTube. Los cojines eran mostrados por las redes sociales de ambos y comenzaron a ver que tenían una gran aceptación entre varias personas.  A partir de esto, en el 2010, crearon la marca “Bebo´s design”; sin embargo, por las ocupaciones universitarias de ambos tuvieron que ponerle un alto a esta idea.

Como todo buen emprendedor, tanto Sandra como Bryan no se quedaron de brazos cruzados, y en 2015 tomaron la decisión de retomar su proyecto, pero implementando más diseños y poniéndole más ganas y hasta estrenando nombre: Make me Happy.

Esta nueva marca nació con el fin de hacer feliz a las personas con detalles únicos, personalizados y al gusto del cliente. La inspiración la encuentran en cada detalle, en cada petición de sus clientes, en cada color, forma y figura que el público vaya plasmando en estos especiales regalos.

Dentro del mercado, Make me Happy no solamente se dedica a la elaboración de lindos cojines, sino que ahora han incluido elaboración de tarjetas, invitaciones, decoraciones y llaveros. Todo totalmente personalizado.

A pesar de que los primeros meses de Make me Happy fueron frustrantes por la falta de pedidos, ellos nunca se desanimaron y siguieron siendo pacientes en el camino de emprender. Ahora, Sandra se dedica a la producción y al manejo de las redes sociales de este emprendimiento, y Bryan a la compra de materiales, entregas de productos y como una función adicional también se encarga de ser el consejero y apoyo incondicional de Sandra.

Actualmente, el producto más buscado de Make me Happy son sus cojines personalizados. Según estos emprendedores a las personas les encanta la idea de colocar dedicatorias o detalles especiales en algo que van a regalar. Ellos tienen una variedad enorme y miles de formas para escoger.

Muchos de sus clientes les preguntaban si contaban con un local o dónde los podían encontrar físicamente, y al explicarles que eran una tienda exclusivamente en línea, había poco interés de parte del público. Por eso, cuando se les presentó la oportunidad de poder pertenecer a una tienda de comercialización de productos de emprendedores no lo dudaron ni un segundo.

Hoy en día se encuentran en la tienda El Pulgarcito, ubicada en 79 avenida norte y 9ª calle poniente, Centro Comercial Vía Miranda, local #10, en la Colonia Escalón.

Poco a poco, han ido obteniendo reconocimiento a nivel nacional, ellos se plantean que a largo plazo puedan hacer envíos a todo el país. De hecho, ya han exportado a Estados Unidos y han enviado sus productos a familiares y amigos.

Ellos aseguran que la perseverancia lo es todo para un emprendedor. Por eso, nos dejan el siguiente consejo:

Perseverar, tener paciencia, algunas ideas son aceptadas más rápido que otras, pero en todo momento debemos estar dispuestos a luchar por lo que queremos. Ser emprendedor no es como algunas personas se lo imaginan, que es tener una idea, no hacer nada y participar de vez en cuando en ferias, ser emprendedor es una gran responsabilidad y una lucha día a día por darte a conocer, uno le entrega mente y corazón al 100% a su proyecto, existen problemas,  cosas que salen mal, muchos desvelos, pero si lo hacen con pasión, todo valdrá la pena, porque no hay nada mejor que ver la cara de un cliente cuando le entregas el producto justo como se lo imaginaba

Les dejamos los enlaces a las redes sociales de Make me Happy para que puedan ordenar cualquier de sus lindos productos.

Facebook Make Me Happy

Nos leemos pronto.