Las mejores historias de emprendedores salvadore├▒os

Keke portada

Keke by Kathya Carranza

Hola amigos, feliz inicio de semana, hay que arrancar con todo el entusiasmo posible, lo bueno es que ya se acerca diciembre y con él las fiestas, la comida rica, el tiempo en familia y las ricas vacaciones.

Hoy les cuento sobre Keke by Kathya Carranza, marca salvadoreña que ofrece productos naturales.

Keke nace con la intención de ofrecer productos naturales nacionales y de muy buena calidad. Todos los productos son cuidadosamente elaborados por mujeres salvadoreñas con mucho amor; cuidando calidad, eficacia y presentación. En un 98% los envases, materias primas y viñetas son locales.

Esta marca busca rescatar la cosmética tradicional de nuestros antepasados con el uso de hierbas, semillas y aceites dándoles un giro  de mayor calidad.

Keke es la marca de Kathya Carranza, madre, esposa, emprendedora y presentadora de noticias muy querida en El Salvador.

La marca se llama Keke porque cuando su hija estaba pequeña y comenzaba a hablar le pedía “algo” que ella no lograba entender que era, un día cuenta Kathya que ella estaba muy desesperada porque no lograba entenderle y le repetía constantemente ¿qué qué… querés hijita? Inconscientemente tocó una almohada y fue ahí donde su hija dijo “Que Que”, desde entonces a todas las almohadas les dice KEKE. Y fue así cómo nace el nombre Keke para su marca, ya que empezaron vendiendo solamente almohadas.

Keke inicia hace 6 años elaborando almohadas terapéuticas rellenas de semillas Kathya las vendía entre sus amistades al ver que eran un éxito y que se vendían muy bien su esposo le sugiere poner un Kiosko en Galerias. Y así lo hizo vendió muchas almohadas, pero al cabo de unos meses sus mismos clientes le exigían más productos de la rama en Cosmética y Relajación Natural.

Así es como incursiona de manera empírica en la elaboración de jabones, aceites, cremas y champúes artes.

Después de 6 años de estar vendiendo sus productos en un Kiosko de Galerias Escalón, decide cerrarlo para dar puerta abierta a todas las mujeres salvadoreñas que necesitan un ingreso extra y que no pueden optar por empleos de tiempo completo por dar prioridad a la familia.

Keke es una marca que está sumamente consiente de la importancia de la presencia física de la madre en el hogar para contrarrestar los problemas sociales y delincuenciales que tanto afectan a nuestro país.

Con esta visión Keke desarrolla el primer Catálogo de Ventas de productos 100% Salvadoreño, capacitando y empoderando a la mujer salvadoreña para que organice mejor su tiempo y mejore sus ingresos sin descuidar la crianza de los hijos.

Kathya nos cuenta que le costó mucho  hacer los jabones, al principio la mezcla no cuajaba y se le cortaba, pero nunca se dio por vencida pues tomaba nota de cada ensayo que hacía, hasta que salieron como ella deseaba.

En ese proceso tardó alrededor de 6 meses bastante difíciles  y frustrantes, pero ella reconoce que esos obstáculos son los que te ayudan a crecer.

El desarrollo de la línea de cosmética natural toma lugar mientras tenía el Kiosko de Galerias pues sus clientes le ayudaron a ir creando los productos que ahora tiene.

Lo complicado fue cuando a raíz de una cirugía en su rodilla, se tiene que ausentar 3 meses de sus labores en la televisión y en su empresa, después de su recuperación se reincorpora a sus responsabilidades y se da cuenta que las ventas en Keke habían estado muy mal durante su ausencia, es ahí donde retoma las riendas de sus empresa y cuenta que con la ayuda de Dios logra lanzar el primer  proyecto de ventas por catálogo 100% Salvadoreño.

Kathya está convencida que la ausencia de las madres en el hogar está cobrando un alto precio en la sociedad salvadoreña, y su deseo es apoyar y ser la opción para  esas mujeres emprendedoras que tienen  la necesidad de llevar el sustento a sus casas sin ausentarse de ellas.

Las principales dificultades con las que Keke se ha tenido que enfrentar han sido:

  • Factor Tiempo, ya que Kathya es madre, esposa, hija y también tiene responsabilidades en su área laboral.
  • Logística: al inicio por su falta de experiencia, era muy complicado atender la demanda de domicilios, tanto en oriente, occidente y la zona de San Salvador.
  • Proveedores: fue bastante complicado encontrar proveedores que llenaran las exigencias que requerían sus productos.

Su producto estrella son las almohadas terapéuticas, pues fueron con las que inició. Hoy Keke cuenta con más de 80 diferentes productos.

La línea de cosmética natural incluye jabones naturales, champú, acondicionadores,  aceites, exfoliantes naturales etc.

La misión y metas de Keke son:

  • Ser el líder en productos naturales de relajación, bienestar y belleza.
  • Crear momentos y experiencias positivas y de Felicidad!
  • Ser la oportunidad de ingresos en mujeres que no pueden optar por empleos de tiempo completo para dar prioridad a la familia o que necesiten ingresos extra para sostener el hogar.
  • Y a largo plazo, esperan exportar sus productos  y poner en alto el nombre de la mujer Salvadoreña.cv

Keke es una empresa que apoya a las mujeres salvadoreñas y es un claro ejemplo que cuando se lucha, las cosas salen, porque nunca el esfuerzo es en vano.

Esta historia es realmente inspiradora porque logra poner a la mujer salvadoreña como centro de atención, Kathya es una mujer como muchas salvadoreñas que trabajan, son madres, esposas y deciden emprenden y no darse por vencidas.

Nosotros te invitamos a que si hay una idea de negocios en tu cabeza te animes a buscar asesoría y a emprender, el camino seguro no sera fácil en el inicio y tendrás que prepararte para luchar, pero si ves como en esta y en las demás historias hay un factor común, todas han logrado sus metas y siguen luchando por más.

Kathya te deja un consejo para que te atrevas  “De la mano de Dios TODO es posible, los fracasos solo son obstáculos que nos perfeccionan para realmente conocer nuestra capacidad”

Les dejo los contactos de Keke: 

Facebook Keke by Kathya Carranza 

Instagram kekerelajacionnatural 

Espero que con cada historia se llenen de fuerzas para emprender, les deseo una buena semana y nos leemos el miércoles con una nueva historia.