Las mejores historias de emprendedores salvadore├▒os

Eltallerangelitos portada

El Taller de Angelitos

Feliz viernes a todos como van con el reto de publicar cosas buenas en sus redes sociales, si no lo han empezado a hacer los invito a que lo hagan, de verdad necesitamos contarle al mundo que somos más que violencia, y no solo al mundo, nos urge volver a creer en este país a nosotros mismos.

Hoy les quiero contar de un nueva empresa, van a pensar que solo hablo con emprendedoras pero de verdad es pura casualidad que la mayoría sean mujeres, o es que los hombres le tienen que echar ganas al tema de los negocios jajaja no sé.

Ya cambiando de tema quiero compartirles que este post es súper especial para mi, y lo descubrí apenas ayer, déjenme les cuento la historia, la semana pasada recibí un mensaje en Facebook de Celia González contándome sobre su empresa y pidiéndome escribiera su historia, le contesté que con gusto pero no me había fijado en su foto de perfil, ayer que me dispuse a revisar el calendario de publicaciones volví a la conversación y vi la foto de perfil de Celia, quedé impactada porque adivinen, es mi maestra de preparatoria ella casi que me enseñó a leer, aparte tengo muy buenos recuerdos de ella.

El Taller de Angelitos se dedica a fabricar  muñecas y  bolsos personalizados.

Las muñecas son elaboradas en manta con vestidos y accesorios que se hacen a petición del cliente, cuenta con una línea artesanal que los vestidos y las manta están teñidas con café, canela, vainilla o flores de Jamaica.

También cuentan con una línea de personajes de cuentos para niñas, desde la tradicional caperucita hasta las de la actualidad. Otra línea para niños con personales de súper héroes, el taller tiene de todo un poco, lo importante es satisfacer los gustos de los clientes.

¿Cómo nace la idea?

Celia cuenta que desde pequeña le encantaba hacer vestidos para sus muñecas y que era una niña que jugaba siempre a crear, recuerda que siempre inventaba hacer cosas de diversos materiales.

Desde hace tres años se inició primero haciendo bolsos con apliques de muñequitas que eran muy solicitados por sus amistades ya que a la gente le gustan mucho las cosas personalizadas,  luego recordó que en su niñez le gustaba jugar con muñecas de trapo que no eran muy atractivas en esa época a partir de esto surge la idea de crear  una muñeca la cual llamó PATUKA, que nace con el objetivo de que las niñas pueden jugar como ella lo hacía pero con algo más llamativo y bonito.

Así fue como nació la idea de las primeras muñecas que hizo, Celia nos cuenta que  las primeras que hizo le costaron mucho hacerlas ya que jamás  recibió un curso de costura pues aprendió arruinando la máquina de coser de su mamá, expresó que  todo su aprendizaje ha sido por ensayo y error poniendo en práctica su filosofía de HACIENDO …SE APRENDE.

¿Cómo decide formalizar la idea?

Celia decide formalizar su idea y convertirla en un negocio gracias a las peticiones de sus clientes que también le daban nuevas ideas , por el momento Celia no cuenta con un local aparte pero su casa se ha convertido en El Taller Angelitos, su trabajo es espectacular pues el cuido en los detalles es delicado y hace que sus muñecas sean especiales pues todo es elaborado por ella y a mano.

El Taller Angelitos así como otros negocios de emprendedores han pasado por dificultades, la principal que nos cuenta Celia es que a veces muchas personas desvalorizan el trabajo artesanal y creen que por estar hecho de retazos de tela no vale nada, pero creo que estamos logrando cambiar ese pensamiento porque la verdad para mi es admirable que alguien pueda crear algo tan hermoso con un material que a simple vista es sencillo, otra dificultad ha sido la falta de tiempo ya que Celia aparte de emprendedora es maestra y debe acoplar su horario para dedicarle tiempo al taller.

Como todos los emprendedores Celia les deja un consejo para que se animen a echar a emprender sus buenas ideas, a veces el camino no puede ser del todo fácil pero a los luchadores les va bien.

"ÁNIMO, que se atrevan a mi me costó atreverme pero vale la pena y sobre todo que si uno realmente ama lo que hace , esto no es un trabajo sino que una diversión hecha trabajo. Y algo importante esto lo leí por algún lado y es un pensamiento que me encanta…a veces queremos andar o correr muy rápido, pero debemos recordar que antes de eso tenemos que gatear , hay que levantarse, hay que dar un pasito y después volar. Bendiciones, Celia".

Cada vez que hago una nueva historia me sorprendo más de todo lo que somos capaces de hacer, hay tantas buenas ideas, no tenemos realmente necesidad de optar por producción extranjera, apoyemos el producto salvadoreño.

Les dejo los contactos de El Taller de Angelitos Facebook y el correo de Celia es celipatriciag@yahoo.com

Gracias por leernos, recuerden compartir las historias con sus conocidos.

Saludos.