Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Bib1

Bib´s by Vanessa Sáenz

Vanessa Sáenz, una salvadoreña radicada en Bogotá, Colombia desde el año 2012, publicista y mercadóloga de profesión, pero actualmente se dedico de lleno a su familia y por supuesto su emprendimiento, el cual tiene establecido formalmente desde Julio de este año, 2018, y el cual decidió llamar Bib´s by Vanessa Sáenz. 

¿Cómo nace la idea?

Nace principalmente por algo muy sencillo, desde que tuve a mi hijo he querido llevarlo bien vestido y combinado, no solo para salir sino también para andar por casa, este aunado al hecho de que desde que me radique en Colombia no he podido tener un trabajo formal, siendo que en nuestro país El Salvador, siempre estuve activa laboralmente además de todas las actividades que realizaba, como estudiar mi carrera, mi grupo de la iglesia, entre otras actividades, pero al llegar a este país, que me acogió junto a mi esposo de muy buena manera, con el único obstáculo de que mi visa solo me permite estudiar y hacerme cargo de mi hogar, como en ese momento tenia la oportunidad de hacer mi carrera universitaria no le vi el problema a solo dedicarme a estudiar, al culminar la carrera y de forma planeada quede embarazada, y posteriormente decidimos que yo me encargaría de su cuidado al menos dos años, lo cual siguió retrasando mi búsqueda laboral de formal. Y así fue como gracias a ese conjunto de hermosas causalidades decide empezar a coser, de la nada, sin ningún conocimiento previo.

                      

 

Como mamá moderna me encanta vestir a la moda a mi bebé, y una de las cosas que más me gusta es ponerle accesorios, tales como tirantes para pantalones, corbatines y bandanas, y fue este último accesorio que al menos en este país se me dificultaba encontrar en almacenes o tiendas, y si los encontraba era en tiendas online y a precios que a mi criterio eran demasiado altos en relación al costo-calidad. Fué así que decidí hacerle un par de bandanas, específicamente baberos tipo bandana, recuerdo que cosí dos y me quedaron muy feos, pero pensé en seguir intentándolo, en ese proceso, me dije ¿Qué tal si hago este tipo de accesorio y otros más no solo para mi bebé sino también para otras mamás? los voy a hacer, total, si no vendo me quedarán para mi bebé, no hay pérdida. Y sí, confieso que empece con esa mentalidad un poco negativa, pero que en el fondo era solamente mi miedo a empezar.

                           

¿Cómo deciden formalizar la idea? 

Decido formalizar la idea en el momento en que senti que necesitaba hacer mas de mi día a día, sentía que mi vida se estaba volviendo monótona y no quería que mi hijo viera una mamá así, quiero que el aprenda de nosotros que todo se puede y que hay que hacer que las cosas pasen.

¿Existieron fracasos antes de que la idea resultara? 

Cuando ya me decidi por concretar todo, y pasarlo del papel a la realidad, pensé, lo primero que debo hacer es comprar algunas telas, hilos, agujas y una tijera, voy a coserlos a mano, no creo que sea tan difícil, así que una amiga cercana, me recomendó y acompaño a comprar las telas.

Mi primer desacierto fue al empezar a coser a mano, ya que al pasar el control de calidad, es decir mi bebé, rompía con facilidad las costuras, debía comprar una máquina de coser para que la calidad fuera la que necesitaba, pero no quería ¨gastar¨ en algo de ese tipo porque pensaba y si no funciona haber perdido mi dinero, entonces dije, lo que haré mejor será cortar toda la tela y llevar a que alguien mas me cosa los baberos, entonces corte todas las telas que había comprado, y empece a cotizar donde y a qué precio me podían hacer ese trabajo, me di cuenta que me salía mas cara la costura que la tela y me sentí desanimada.

                          

Dejando a un lado mi falta de optimismo decidí que compraría una máquina de coser usada, pensé que para comenzar era lo mejor y empece a ver tutoriales y a leer blogs de costura, pase una semana intentando únicamente poder sacar el hilo de la bobina, es decir, no podía coser nada, la espalda se me adormecía en ese proceso y me frustraba,  porque sumado a que no sabia nada de costura estaba el hecho de que como todo aparato usado y viejo tiene sus mañas, quería tirar todo y seguir con mi vida, nadie me estaba obligando a hacerlo, pero sentía que me estaba fallando a mi misma, entonces seguí y seguí, hasta que aprendÍ a por lo menos unir dos piezas de tela.

Mi tercer obstáculo, como ya había cortado las telas y sin conocimiento previo de nada, al coserla me di cuenta que estaban mal, las había cortado demasiado pequeñas sin tomar en cuenta el borde de la costura, pero esta vez me reí de mi misma por pensar que este oficio no era cosa difícil. Al final logre resolver y sacar mi primera colección de la cual me he sentido totalmente orgullosa, así las ventas no hayan sido las esperadas, uno gana no solo dinero, sino experiencia y carácter.

                               

¿Por qué el nombre de su empresa, de donde nace?

Inicialmente llame a mi empresa Bibdanas, como mi usuario en Instagram, y eso de la unión de las dos palabras, la inglesa Bib que se traduce como babero y danas por la terminación de banDANAS, en el proceso, decidí cambiarlo a Bib´s by Vanessa Sáenz, porque inicialmente quería enfocarme únicamente en los baberos, pero a medida que hablaba con clientes me pedían otras cosas y vi el potencial que estaba en mis manos, por eso decidí ampliar mis diseños y productos a ofertar pero siempre enfocando mis esfuerzos en mi producto estrella, los baberos, y le agregue mi nombre porque pienso que en este rubro es fundamental que las mamás o papás sientan que conocen con quien estan hablando.

                           

                            

¿Cuáles han sido las principales dificultades con las que se ha enfrentado para emprender su negocio?

La principal dificultad que se me ha presentado es vender mis productos en tiendas tanto físicas como virtuales, ya que en todas me piden que este registrada en Cämara de Comercio y que tenga RUT, es decir, estar formalizada como empresa formal, procedimiento que no considero tenga en estos momentos la capacidad de realizar puesto que voy empezando y no tengo la capacidad financiera que una empresa como tal tiene. Así que todo mi esfuerzo esta enfocado a vender de forma online a través de las redes sociales de mi emprendimiento. El proceso es lento, pero estoy aprendiendo a disfrutarlo.

                            

¿Cúales son sus metas a corto y largo plazo?

Mis metas a corto plazo son ganar reconocimiento y consolidarme como una marca fresca y de moda para accesorios de bebes y niños, que la gente vea una bandana mía y digan eso es Bib´s by Vanessa Sáenz. A largo plazo me gustaría formalizar mi negocio a una empresa con papeles en regla y poder entonces si comercializar mis productos en tiendas departamentales y tiendas online de renombre, y mi mayor sueño logrando esas dos cosas, es poder ayudar a otras mujeres y  mamás, que tienen menos oportunidades que yo, brindándoles trabajo y enseñándoles el oficio de la costura, las técnicas de mercadeo y publicidad, creando un espacio apto para trabajar y cuidar de sus hijos sin tener que dejarlos a cargo de otros mientras están pequeños, me encantaría abrirles la puerta y que sean productivas económicamente para sus familias sin ser castigadas por el hecho de ser madres. Quiero ser un agente de cambio.

Vanessa qué consejos pudieras darles a todos aquellos que no se atreven ?

Mi mayor consejo para los que tienen proyectos en mente y no se deciden, primero es que escriban todos su sueños y les pongan fecha, con ello se pueden dar cuenta de que han logrado y donde están estancados, segundo es simplemente que pierdan el miedo al fracaso o al que dirán, fracasar en un proyecto no significa que somos perdedores sino que nos arriesgamos y dejamos de lado todo temor, que decidimos que queríamos ganar algo, lo que sea, dinero, experiencia, valentía, determinación, valores, paciencia, pero algo se gana en el proceso, nada se bota a la basura. Tercero, que no esperen que otros lo hagan por ustedes, y por último hagan un grupo de apoyo o tribu, personas que también están en ese proceso, personas optimistas que estén llenas de buena vibra, no para que les den palmadas en la espalda y les digan vas bien, sino para compartir y aprender de ellos a través de sus vivencias y sobretodo para hacer chiste de los fracasos. Eso es lo más importante reírse de uno mismo.

Puedes conocer más de los productos de Vanessa en sus redes sociales. 

https://www.facebook.com/bibsbyVanessaSaenz/

https://www.instagram.com/bibdanas/

 Nos leemos el miércoles con un nuevo emprendedor.