Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Amor portada

Amor y Fe estampados

La fe es ese motor que nos impulsa a seguir, es ese componente extra que necesitamos para cumplir lo que nos propongamos, está comprobado que si tenemos fe, podemos lograr cualquier cosas.

Hoy les queremos contar una historia de emprendimiento super inspiradora y que a nosotras nos encantó. Les hablamos de ADHARA.

La idea de ADHARA inició cuando dos amigas, Yennifer Ramos y Silvia Girón, tenían el deseo de empezar a estudiar una carrera universitaria y necesitaban contar con los recursos para hacerlo, pero no sabían cómo. Ambas tienen en común su fe en Dios, Yennifer asiste a la iglesia católica de Antiguo Cuscatlán  y Silvia asiste a la Iglesia Jerusalén de las Asambleas de Dios. Al crear esta marca salvadoreña, decidieron unir su fe y su deseo de superación.

ADHARA tiene dos objetivos, compartir mensajes positivos, de salvación y del amor de Dios y ser un sustento económico para estas dos amigas. Este emprendimiento salvadoreño ofrece al mercado camisas para hombres y mujeres, con diseños 100% originales y modernos que contienen mensajes espirituales, que buscan compartir el amor de Dios con todas las personas.

El nombre tan peculiar de esta  marca salvadoreña, “ADHARA” es el nombre de la segunda estrella más brillante del firmamento. Y aunque para Yennifer y Silvia poder encontrarle un nombre a su marca fue una de las cosas más difíciles, utilizaron sus conocimientos en Mercadeo y escogieron el nombre ADHARA, porque para ellas significa una luz entre tanta oscuridad, y es precisamente lo que ellas buscan con su marca. Ser luz para todas las personas.

Hoy en día, ambas amigas han creado una mancuerna de trabajo perfecta. Yennifer se encarga de la gestión de los eventos a los cuales asisten, y la decoración de stands que utilizan; Por su parte, Silvia está a cargo de las redes sociales de ADHARA y de los diseños de las camisetas.

Ellas han explotado todos sus recursos e ideas para formalizar cada vez más esta marca local. No ha sido fácil,  a lo largo del tiempo han vivido juntas varias dificultades, las cuales han superado con perseverancia y paciencia.

Uno de estos obstáculos ha sido la poca experiencia que ambas tenían en cuestión de negocios. Silvia y Yennifer nos cuentan, que al inicio su poca experticia las detuvo durante mucho tiempo y se les dificultó llevar a cabo la idea. Se sentían estancadas y pensaron en la posibilidad de dejar de lado este sueño. Sin embargo, la ambición y la perseverancia caracterizan a estas dos amigas. Y fue así, como se armaron de valor y paciencia y siguieron trabajando para que ADHARA llegara a ser lo que es hoy en día.

Estas dos amigas emprendedoras sueñan con tener un local fijo para vender sus productos y así crecer más con su marca. Ya que en estos momentos solo comercializan sus camisetas por internet. Una de sus metas a largo plazo es contar con al menos dos franquicias, además de su local principal, y de esta forma compartir sus lindos mensajes en todo El Salvador.

El consejo que ADHARA les deja es el siguiente:

Dios es lo principal y si tu dejas las cosas en las manos de Él, lo demás viene por añadidura. Y hagan lo que hagan, no dejen de soñar y trabajar para cumplir su sueño. Una de las claves esenciales para lograr lo que se proponen es la perseverancia. Muchas personas no logran sus sueños porque piensan que nadie cree o confía en ellos, pero nosotras les decimos que acá hay dos jóvenes que ya pasaron por ese trago amargo y nosotras creemos en ustedes, nosotras los apoyamos, así que no se desanimen y sigan adelante

ADHARA es de esas marcas salvadoreñas que nos inspiran muchísimo. ¡Gracias Yennifer y Silvia por inspirarnos a creer en nosotros mismos y sobre todo, compartirnos mensajes de amor!

Les dejamos las redes sociales de esta marca para que los sigan y puedan encontrar sus productos.

Facebook Adhara 

Instagram storeadhara

Nos leemos muy pronto.