Las mejores historias de emprendedores salvadoreños

Alaia portada

Alaia, realza tu belleza

Todas hemos pasado por esos angustiosos momentos en los que vamos al salón de belleza por un recorte de puntas y salimos con un corte que terminamos odiando cuando nos vemos al espejo.  Todas hemos ido a un sinfín de salones de belleza buscando ese lugar donde nos entiendan y consientan.

Hoy les queremos contar la historia de un salón de belleza que nos ofrece todo esto que hemos estado buscando en muchos lugares.

Les hablamos de Alaia, una sala de belleza completamente diferente, que cumple realmente  con las expectativas de sus clientes y logra que salgan del salón con una gran sonrisa.  Su creadora es Mónica Arriaza, quien al ver lo complicado que es para una mujer encontrar la sala de belleza adecuada, decidió iniciar con su propio negocio en este rubro.

Mónica tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos, al inicio,  no contaba con los recursos económicos necesarios para emprender su idea. Ella soñaba con una sala de belleza bonita, cómoda, con personal profesional y productos de calidad,  y lo más importante, un lugar donde todas sus clientes pudieran resaltar aún más su belleza.

Incursionar en un negocio totalmente desconocido para Mónica, también fue difícil, ya que tuvo que aprender sobre procesos en estilismo y productos que desconocía.  Un obstáculo más, fue poder encontrar al personal adecuado, profesional y capacitado para el salón.  Sin embargo pudo formar un staff de profesionales que hacen que las clientes se sientan como en casa.

A pesar de tardar alrededor de un año en armar esta sala de belleza, Mónica no se rindió nunca. Incluso aplicó todos sus conocimientos sobre Diseño Estratégico en las áreas de mercadeo, publicidad e interiores del salón, para ofrecer un servicio de calidad.  Ella también nos cuenta que su mamá fue un apoyo incondicional para que su salón, Alaia, sea lo que es hoy en día.

Alaia significa “mujer alegre”, es una palabra de origen vasco y responde a la idea de Mónica, de poder crear algo diferente que lograra que las mujeres se sintieran cómodas, felices y relajadas. Para Mónica, Alaia ha sido un reto muy grande, sin embargo ha podido aplicar los conocimientos de su carrera para lograr que su emprendimiento crezca día con día.

Los servicios de cabello, tintes, mechas y alisados son los más buscados por las clientes de Alaia.  Pero lograr que las mujeres se interesaran en Alaia, requirió mucho esfuerzo y paciencia. Pero hoy en día, sus clientes son files al salón y los buscan por sus servicios, atenciones y la comodidad de sus instalaciones.

Mónica sueña con metas para su salón Alaia, como lograr que su salón sea reconocido  por su calidad y buen servicio,  contar con otra sucursal más en algún hotel o centro comercial, y muchos otras cosas más que estamos seguros que lograra cumplir.

Como ya es costumbre, nuestra emprendedora de hoy nos deja un consejo

Nadie debe de tener miedo de emprender una idea, siempre nos vamos a topar con varias barreras que a veces sentimos que no podemos con ellas, pero siempre tienen que encomendar su proyecto a Dios, pues es EL quien nos abre puertas para que nuestros sueños se hagan realidad.Luchen siempre por lo que quieren, y no dejen que esas barreras los desanimen !!! Todo inicio cuesta, pero al pasar del tiempo comenzarán a ver los frutos de su esfuerzo. Así que si tenes una idea en mente, te invito a que no la dejes en un papel, ATREVETE, LUCHA Y HACELA REALIDAD

Les dejamos las redes sociales de este increíble salón para que lo contacten y puedan disfrutar de sus servicios

Facebook Alaia Salon

Nos leemos pronto 🙂 y recuerden, que si van a dar regalos en estas fechas, que sean hechos en El Salvador.